El salario que ganaban mis papás no era suficiente para vestir once hermanos

Loading video
Doña Rosa recuerda cuando de pequeña, ella y sus hermanos caminaban descalzos porque no había dinero para zapatos. Sus padres se esforzaban para que ella y sus hermanos estrenaran ropa el día de Año Nuevo. Su madre mandaba a hacer la ropa con sacos de harina de trigo. También cosía sábanas con esos sacos.
vistos 4987

COMENTARIOS

0 agregados