Desde la Hispano-Suiza a la guerra

Loading video
Narciso recuerda sus días de operario en la Hispano-Suiza. Eran tiempos de guerra y cada tres meses debían tener firmado el permiso para continuar en la fábrica o, en caso contrario, marchar al combate. Llegó un día en el que ese permiso no fue renovado y debió dejar el trabajo para ir a la guerra.
vistos 4548

COMENTARIOS

0 agregados