Parada Final: Barcelona

Loading video
Tras la insistencia de la madre, la familia se trasladó a Barcelona donde estaban los familares. Y allí se quedaron. El padre alquilo una torre en el barrio de Valcarca. Allí, el padre compró gallinas y comenzaron a vender huevos. El negocio fue muy bien hasta que entraron a robarles y decidieron alquilar otra torre en el barrio. Más allá de este hecho, Montse recuerda con alegría su afincamiento en la ciudad.
vistos 2783

COMENTARIOS

1 agregados
montserratsegales@hotmail.com
31/08/2009 - en22:02
Un abrazo grande para ella y para toda la flia. de parte de un pedasito de familia que hay aca en Uruguay. Querida Montse te admiramos y queremos muchisimo.
Te dejo un beso grande, desde el otro continente, tu tocaya:
Montserrat Segalés