Primera parada: Perpignan

Loading video
La primera ciudad cuando llegaron a Europa fue Perpignan. Allí, Montse pudo integrarse sin problemas ya que había estudiado francés en Paraguay. Y allí vivió casi dos años inolvidables, recorriendo los pueblos del pirineo francés junto a su padre y estudiando, nuevamente, en una escuela de monjas.
vistos 4012

COMENTARIOS

0 agregados